Dragon Ball: The Breakers es un multijugador asimétrico en el que siete sobrevivientes deben escapar o enfrentarse a un enemigo en común. Es un género de juego que se está poniendo de moda, gracias a títulos como Day by Daylight, Friday the 13th o Evolve. Estos son juegos que, aunque se estrenaron hace ya varios años, empezaron a atraer nuevos jugadores durante el confinamiento en los hogares, a causa de la pandemia por Covid-19.

En ese sentido, Dragon Ball: The Breakers es uno de esos títulos que busca ganarse un espacio entre los multijugadores asimétricos más jugados. ¿Y cómo pretende lograrlo? Básicamente, con una fórmula que se siente familiar si ya has jugado este tipo de juegos. Pero ajena al universo de Dragon Ball. Por ello, la inclusión de personajes de la franquicia, así como objetos característicos que le dan mayor dinamismo a la jugabilidad.

Dragon Ball: The Breakers

Sin embargo, detrás de la jugabilidad de multijugador asimétrico y de los elementos pertenecientes a la franquicia de Dragon Ball, el título oculta una mecánica que quizás no sea del agrado de muchos y de la que trataremos de hablar más adelante: un gachapon.

Sobrevive en Dragon Ball: The Breakers

Por ejemplo, uno de los personajes jugables es Oolong. Aunque este cerdo antropomorfo ya no es tan recurrente en la franquicia, tiene habilidades que resultan útiles para la jugabilidad de The Breakers. Como recordarán, Oolong puede transformarse en cualquier cosa y esta capacidad le ayuda a esconderse o escapar del incursor. Por otra parte tenemos a una Bulma adolescente, quien puede usar sus encantos para reducir la defensa del incursor. Así como usar sus cápsulas para obtener un pequeño vehículo que le permite escurrirse alrededor del mapa.

Bulma

El tercer personaje disponible somos nosotros mismos. O, bueno, un personaje creado por nosotros. Un simple civil que tiene la mala suerte de quedar constantemente atrapado en las uniones temporales que son las partidas. A este personaje podemos personalizarlo como queramos. Desde un inicio contamos con algunas opciones por defecto para cambiarlo a nuestro gusto. Después, podemos ir comprando accesorios en la tienda del juego para mejorar su aspecto y formas de interactuar con los demás jugadores.

También podemos personalizar a los incursores, pero en menor medida, a través de líneas de voz para cada uno de ellos.

Lucha como tu Guerrero Z favorito

Como se pueden dar cuenta ninguno de estos personajes tiene lo que se requiere para derrotar a Freezer, Cell o Boo. Es entonces que deben recurrir a una mecánica llamada «Cambio Dragón» que les permite transformarse momentáneamente en hasta tres Guerreros Z por partida. De esta forma, pueden hacer frente a su enemigo o escapar de ellos con mayor facilidad.

En un inicio tenemos disponibles a personajes como Gokú, Krilin y Pikoro. Pero podemos ir desbloqueando a más de ellos, como Vegetta, Trunks, Gohan, Yamcha y más. Incluso, ahora es posible transformarte en villanos, como Cell, Freezer o Boo y brevemente enfrentar con sus habilidades al personaje incursor.

Sifón Espiritual

Sin embargo, para desbloquear más personajes tenemos que recurrir a una mecánica de tipo gachapon, llamada «Sifón Espiritual». En ella, gastamos cualquiera de los tipos de moneda disponibles en el juego para tener entre una o diez oportunidades de participación. Puedes tener suerte y que te toque alguno de los personajes promocionales a la primera. Pero también puedes tener muy mala suerte y gastar todo tu dinero sin que te salga el Guerrero Z o la habilidad que tanto esperabas.

De igual forma que con las cajas de suministro o los mismos sistemas gacha presentes en otros juegos, es una cuestión de azar. Así, el juego pretende llevarte a seguir jugando para obtener más monedas o, peor aún, comprarlas con dinero real.

Dragon Ball: The Breakers

Jugabilidad

Más allá de los Guerreros Z, la mejor forma de superar las partidas no es enfrentándote directamente al incursor. Es aquí donde entra la jugabilidad de The Breakers. En realidad, lo mejor que pueden hacer los supervivientes es esconderse y trabajar en equipo para activar las balizas repartidas en el mapa. Una vez hecho esto podrán activar una máquina del tiempo que cierre la unión temporal, dejando al incursor atrapado y permitiendo que los sobrevivientes que aún siguen con vida escapen de la misma.

Para cumplir este objetivo los supervivientes se pueden valer de variedad de objetos que pertenecen al universo de Dragon Ball. Por ejemplo, tenemos el clásico radar para encontrar las esferas del dragón e invocar a Sheng Long para pedirle un deseo. Pero también tenemos radares para encontrar a otros supervivientes y rescatarlas o para encontrar las llaves de las balizas repartidas por el mapa.

Por otro lado, el incursor se encuentra solo, pero es mucho más poderoso que los siete supervivientes. Además, puede ir aumentando su poder hasta alcanzar distintas fases que le permiten acabar con mayor facilidad con los sobrevivientes. Por ejemplo, al alcanzar una nueva fase podrá destruir una área del mapa entera. Sin embrago, tendrá que pensar bien su estrategia antes de hacerlo.

Visual y audiblemente mejorable

Gráficamente el juego no es nada especial. Tiene un estilo animado que pretende asemejarse al del anime, pero sin muchos detalles. Tanto los personajes, villanos, como el mapa en general, parecen tener un diseño al que le faltan ciertos detalles para verse mejor. Ciertamente, es fácil reconocer a los villanos y Guerreros Z con este estilo. Pero al verlos queda esta sensación de que podrían haber hecho un mejor trabajo en este aspecto.

El soundtrack del juego tampoco es memorable. Durante las partidas no contamos con muchas canciones y es de entender, pues tenemos que estar atentos a nuestro alrededor. Ya sea para saber si hay algún NPC cerca que necesitemos rescatar o si el incursor está acechando, pues nuestros latidos empezarán a sonar con mayor fuerza. Pero en momentos en los que uno está buscando alguna partida sería bueno contar con más músicas y no solo la misma canción de ascensor que se repite una y otra vez.

Problemas para encontrar jugadores

Dragon Ball: The Breakers se debe disfrutar mucho más jugándolo con amigos. Lo digo porque lo jugué tan solo por mi cuenta y, aunque tuve mis momentos de diversión, la verdad es que me la pasé más tiempo esperando encontrar una partida. Aquí tengo que aclarar que esta reseña se realizó en una Xbox Series S, porque puede que en otras plataformas haya más jugadores y, por lo tanto, sea más fácil encontrar partidas. Pero, al menos en Series S, no es así.

El tiempo promedio de espera durante todas mis partidas debe haber sido de unos 4 o 5 minutos en los que, en realidad, no hay mucho para hacer. Por si fuera poco, las propias partidas pueden durar cuestión de minutos y luego tienes que aguardar otra vez para volver a juegar. Mientras esperas a otros siete jugadores solo puedes comprar cosas para tu personaje o moverte alrededor de la zona principal del juego, que es pequeña y tiene unos cuantos NPC’s alrededor.

Una vez la sala se llena tampoco tienes asegurado entrar a la partida, pues algún error de conexión te puede dejar fuera de ella. Debido a esta situación no tuve la oportunidad de jugar ni una sola vez como incursor, dado que las probabilidades son más bajas en comparación con los supervivientes.

La experiencia de Dragon Ball: The Breakers puede ser mejor

A pesar de ser una fórmula que un inicio podría parecer no ir muy bien con la franquicia de Dragon Ball, The Breakers resulta un juego con momentos divertidos. No obstante, se podría mejorar la experiencia añadiendo más mapas o más incursores, ya que por el momento solo hay 3 en cada uno de ellos.

Lamentablemente, lo más probable es que añadan ambas a través de DLC’s por los que haya que pagar. Sin embargo, de esta forma solo estarían empeorando el problema para encontrar partidas en Xbox Series S, ya que se dividiría a los jugadores que cuentan con ciertos mapas de quienes solo tienen los escenarios por defecto.

Dragon Ball: The Breakers

Asimismo, sería una gran adición contar con mayores personajes de la franquicia, sin tener que obtenerlos a través de la mecánica gacha del juego. De manera similar a títulos como Genshin Impact, Dragon Ball: The Breakers te permite desbloquear personajes en los que transformate, pero a través de esta mecánica en la que realmente nada te garantiza llevarte al personaje correspondiente.

6.3
Decente

PROS

  • Un concepto divertido y fresco para la franquicia de Dragon Ball
  • Personajes y objetos de Dragon Ball que hacen amena la jugabilidad

CONTRAS

  • Mala ejecución del concepto, pero con posibilidad de mejorar
  • Problemas de conexión y para encontrar partidas
  • Gráficos y soundtrack nada memorables

TIPS

  • De preferencia jugar con un grupo de amigos
  • Personaliza las habilidades de los distintos personajes
  • Intenta siempre trabajar en equipo
Comparte este post:
Publicado por:

Sígueme